Tipos de afrontamiento del estrés: nuestras estrategias internas

Por Lucía Lorenzana / 0 Comentarios ».
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Todas las personas tenemos estrategias internas para afrontar aquellas situaciones o contratiempos que nos sobrevienen. Algunas veces, podemos sentir que no somos capaces, en un primer momento, de afrontar las demandas del exterior. En otras ocasiones sentiremos que podemos cumplir las expectativas, gracias a nuestra capacidad y buena labor. Pero lo único verdaderamente cierto es que esas situaciones disparan nuestros pensamientos, nuestras expectativas y, por supuesto, nuestras emociones. Y en muchos casos generamos un patrón de respuesta hacia el estrés o la ansiedad.

Os dejo el enlace a un artículo sobre el estrés y algunos consejos prácticos para poder reducirlo: http://psicologiamotivacional.com/el-estres-en-la-vida-diaria-que-es-y-algunos-consejos-practicos-para-reducirlo/

almost may

 

Tipos de afrontamiento: cómo evaluamos la situación

Cuando nos enfrentamos a una nueva situación, o una situación potencialmente estresante, podemos encontrar que dicha demanda es irrelevante, cuando no nos afecta a nuestra persona y por lo tanto no tiene gran significancia para nosotros y nosotras; o por el contrario puede ser una demanda relevante, ya que la homeostasis del propio sujeto se ve afectada y rompe el equilibrio natural produciéndose una situación de estrés hacia el nuevo medio o contexto.

Así mismo se producen dos tipos de evaluaciones, según el Modelo de Afrontamiento de Lazarus:

  • Evaluación primaria: es la primera evaluación que hace el sujeto, en la cual valora la situación tal y como es.
  • Evaluación secundaria: cuando la persona se enfrenta con los recursos que tiene en su poder para poder rendir con las demandas de la nueva situación. En este momento valoramos si poseemos dichos recursos y si podremos hacer frente a la situación.

A su vez, podemos interpretar la nueva situación como un fabuloso reto con el cual podemos medir nuestras propias capacidades o, por el contrario, una amenaza que desestabiliza nuestro equilibrio interno.

Tipos de afrontamiento

A la hora de enfrentarnos al desafío o por el contrario a la amenaza de nuestra actual situación, podemos encontrar dos maneras o vertientes claras, referidas al foco donde situemos la actuación del sujeto, sus emociones, sus pensamientos, su conducta. Así podemos definir dos claras vertientes: el afrontamiento centrado en el problema y el afrontamiento centrado en las emociones.

  • AFRONTAMIENTO CENTRADO EN EL PROBLEMA: esto se traduce en la capacidad del sujeto para modificar las actuales condiciones que han podido desestabilizar su equilibrio. Con este tipo de afrontamiento el sujeto percibe sus propias competencias, así mismo la capacidad para manejarlas o enfocarlas a un nuevo resultado. El sujeto intenta pensar de manera racional las variables que influyen en su problemática, así como en las capacidades para solucionarla.
  • AFRONTAMIENTO CENTRADO EN LAS EMOCIONES: en este caso la persona no modifica la situación por no verse capaz de hacerlo o por no creer en su propia capacidad para conseguirlo. Se centra en los propios sentimientos acerca de sus pensamientos y conductas, aunque también se puede manifestar reprimiendo dichas emociones o alterándolas de manera ilusioria.

 

 

En próximos artículos continuaré con las formas de afrontamiento.

¡Espero vuestro comentarios!

Un abrazo

 

Fuente de imagen: paul bica / Car Photos / CC BY

Tipos de afrontamiento del estrés: nuestras estrategias internas
1 (20%) 1 vote
el secreto link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies de terceros (Google Analytics y Google Adsense) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies