¿Qué son y como surgen las fobias?

Anteriormente os hemos hablado de qué es el miedo, algo relacionado directamente con el miedo son las fobias. Las fobias son miedos irracionales que sentimos hacia un objeto, un ser vivo, o una situación o lugar en concreto que a parte del miedo hace que nos invada una sensación de ansiedad hasta que pare el estímulo que nos genera las fobias que tengamos.

Además, son algo personal de cada uno por lo que las fobias posibles pueden ser comunes y frecuentes o muy rara de ver.

Merece la pena mencionar que hay términos que incluyen el término de fobia sin necesidad de sufrir un miedo irracional o sensación de ansiedad, en estos casos las fobias se refieren al hecho de sentir rechazo o aversión a algo, tal como podría ser la homofobia o islamofobia / cristianofobia.

 ¿CÓMO SURGEN LAS FOBIAS?

Las fobias surgen  generalmente a consecuencia de un evento o situación traumática que nos causa un gran impacto emocional negativo, esto crea una huella dentro de nosotros que hace que en el futuro, automáticamente recordemos el trauma sufrido en el pasado y nos evoca sensaciones negativas que hacen que instantáneamente sintamos repulsión y ansiedad.

Todo con el fin de mantenernos alejados de aquello que en el pasado nos traumatizó, después de todo las fobias son un mecanismo de defensa que buscan protegernos al igual que el miedo.

Del mismo modo que el miedo, puede limitarnos si no se remedia y se deja que sean las fobias quienes controlen nuestras interacciones. También existen niveles de intensidad, algunas personas pueden sentirse completamente paralizadas en una situación en la que actúen las fobias que tenga mientras que otra puede que sea capaz de enfrentarse a ella con desagrado pero sin bloquearse.

 ALGUNAS DE LAS FOBIAS MÁS COMUNES Y DE LAS FOBIAS POCO COMUNES

A modo de ejemplo, estas son algunas de las fobias más frecuentes que pueden darse:

  • Aracnofobia: El conocido miedo a las arañas que todos conocemos.
  • Agorafobia: Miedo a los espacios abiertos.
  • Claustrofobia: El contrario de la anterior. Miedo a los espacios cerrados.
  • Carcinofobia: Miedo a contraer cáncer. En este caso el miedo a tener cáncer es bastante legítimo en nuestros tiempos, en el caso de la gente con esta fobia, lo que sucede es que relacionan cualquier síntoma físico con dicha enfermedad.
  • Tripofobia: El miedo a los agujeros.

Y estas, alguna de las fobias algo menos comunes que podréis encontraros por la calle:

  • Amathofobia: Miedo al polvo de alrededor.
  • Diplofobia: Miedo a tener visión doble.
  • Graphofobia: Miedo a la escritura.
  • Vestifobia: Miedo a la ropa.

Leave a Reply