Miedo psicológico: Definición| Tipos de miedo| Cómo superarlo

¿Qué es el miedo psicológico?

¡Hola de nuevo compañeros/as! Hoy vamos a hablar sobre algo tan conocido por todos y al mismo tiempo desconocido, el miedo. Vamos a tomar la siguiente definición de qué es el miedo: El miedo es la emoción que pretende mantenerte a salvo y vivo a través de provocar una sensación de angustia, tensión y ansiedad a aquel que lo padece.

Lo que provoca el miedo en nosotros depende de la situación y de la personalidad de cada uno, es posible que el miedo lleve a limitarte e impedir que hagas algo que podrías hacer perfectamente, o por el contrario el miedo puede llevarte a actuar impulsivamente sin pararte a pensar si internamente consideras que es la mejor opción que tienes.

El miedo es una de nuestras emociones primarias, y aunque desagradable, en ocasiones es muy necesaria para no actuar temerariamente. El miedo es tremendamente útil, pero hay que distinguir entre dos tipos de miedo diferentes.

El miedo con un origen real y el miedo con un componente psicológico imaginario. La función primordial de esta emoción es mantenerte alejado de los peligros y asegurar tu supervivencia lo máximo posible.

Tipos de miedo

Tenemos que reconocer que es muy eficaz en su tarea, resulta tan sumamente desagradable que puede llegar a paralizarnos en alguna tarea y que la evitemos por no enfrentarnos a nuestros temores. Con el miedo, el problema no está en sentirlo, sino en tenerlo cuando no hay motivo real. Y es que los seres humanos solemos hacer eso, nos gusta pensar, y en ocasiones demasiado. Les damos mil y una vueltas a las situaciones que están a nuestro alrededor y llegamos a imaginarnos el peor de los escenarios posibles. Que no tiene porqué ser el más probable, y en muchas ocasiones, ni siquiera llegaría a ser tan perjudicial como nos lo imaginamos.

 El miedo es útil en situaciones que podrían poner tu vida en peligro. Está en el acerbo genético de nuestra especie sentir miedo como medida de protección. El problema está cuando usamos este recurso más de lo necesario, en ocasiones el miedo está desfasado en nuestra vida moderna. El miedo estaba diseñado para situaciones peligrosas, en el mundo actual estos peligros se han visto reducido hasta prácticamente no tener porqué preocuparse realmente.

 Qué provoca el miedo. Miedos reales y psicológicos

He de reconocer que decir miedo psicológico me escama un poco el alma ya que todas las emociones son psicológicas (dejando la química de lado), pero los más estrictos con estas cosas me perdonaréis, lo menciono así porque sé que mucha gente lo llama de esa manera y es como buscará información sobre el mismo. Hecho este paréntesis, seguimos con un ejemplo.

Pongamos el siguiente ejemplo sobre un miedo muy común: El miedo al rechazo. En el pasado era muy práctico. El ser humano está predispuesto a vivir en grupo y actuar como una comunidad para superar los grandes desafíos. En nuestro origen, si un individuo era rechazado por su grupo, acabaría viviendo solo y expuesto a los peligros de los depredadores.  En resumidas cuentas, el miedo al rechazo se resumiría en: Si te rechazaban, tus posibilidades de morir aumentaban considerablemente.

Hoy en día, la situación no es la misma y esta inseguridad se ve reflejada en el miedo escénico cuando tenemos que hablar ante desconocidos o personas con las que tenemos poca relación. La gente vive en ciudades o pueblos de cierto tamaño, existen cientos de grupos diferentes en nuestro alrededor a los que podríamos pertenecer y además, en caso de que nos rechazara un grupo, podríamos estar seguros de que ningún depredador nos va a devorar.

Creo que es un ejemplo que deja bastante claro cuando el miedo deja de ser real (y por tanto, útil) y sobre cuando el miedo en realidad resulta ser algo psicológico y mental que no llega a representar un peligro auténtico para nosotros. La angustia y ansiedad que nos da sentirnos en peligro tenemos que analizarla en la medida que la situación lo permita. Si hay un peligro real hay que tenerlo en cuenta, en cambio si el miedo es imaginario basado en un impulso interior que busca defendernos de un peligro que actualmente ya no existe podemos trabajar sobre eso para poder superar el miedo irracional.

Después de todo, la sociedad avanza mucho más deprisa que la adaptación genética.

Cómo superar el miedo

Éste es un apartado que se dividirá en diferentes artículos diferentes porque un miedo NO desaparece de un día para otro. Ni siquiera en el caso de los ficticios como el caso del miedo escénico, la ansiedad y los nervios que acompañan a salir al escenario están presente en muchos actores hasta el momento en el que salen al escenario. Lo que se hace es más fácil de superar y que el miedo no resulte intimidador con la práctica.

Debido a las vivencias de cada persona, existen miedos personales que sólo tenemos nosotros. Esto se ve reflejado constantemente en las fobias. Una fobia no deja de ser un miedo acentuado que nos dificulta una tarea en concreto. Cuando el miedo resulta insuperable es una fobia crónica y necesita un tratamiento especializado para superarla. Aquí tienes más información sobre las fobias.

Si los miedos psicológicos que tenemos son normales, es decir, no nos limitan en sentido alguno más allá de una incomodidad, un nivel bajo de ansiedad y ciertos nervios, no hay de qué preocuparse. Si queremos que nos afecten menos lo mejor es que salgamos de nuestra zona de confort  y hagamos aquellas actividades que nos expongan a esas emociones. En estos casos, la exposición paulatina es una herramienta que funciona muy bien para reducir el efecto que tiene sobre nosotros.

¿A ti qué opinión te da el miedo? ¿Lo defines de alguna forma especial para ti?

¿Te ha gustado? No tengas MIEDO y escríbenos un comentario que nos sentimos solos sino participas con nosotros, comparte el artículo en facebook o indica que ha gustado en Google Plus, Facebook haciendo clic en el botón correspondiente que encontrarás después de los artículos relacionados en este mismo artículo. Con tan solo un clic nos ayudarás muchísimo. También puedes seguirnos en facebook en el menú lateral y recibirás nuestros artículos en tu tablón.

3 Comments

  1. Antonio
  2. Valía
    • Raúl

Leave a Reply