Las fobias infantiles

Por Lucía Lorenzana / 0 Comentarios ».
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Siempre recordaré una anécdota con nostalgia infantil, esa magia que nos caracteriza a todas y todos cuando apenas pasamos de un metro de altura, parecen que nuestros ojos son capaces de ver de manera diferente, una mira diferente.

Más especial, más ingenua, más genuina en todos los aspectos.

Recuerdo cuando apenas siendo una niña, por el temor de un primo mío más pequeño a la oscuridad y a la hora de dormir, le convencí con la manida historia del Coco, cantándole canciones de cuna. Me quedé dormida plácidamente hasta que mi ingenuo primo me despertó sobresaltado con la idea de que un ser fantástico, el temido Coco, pudiera estar tras las sombras de las cortinas.

El pobre, abrumado con la historia de un ser fantástico que se comiera a los niños no podía conciliar el sueño. Tras explicarle que eran canciones que se cantaban, sin que hubiera nadie detrás de esas cortinas, pudo conciliar el sueño. Yo mientras no podía más que contemplarlo con cierta sonrisa, sorprendida aún de la ingenuidad de que nos caracterizaba.

walk in silence

Las fobias y los miedos infantiles

Aún en la actualidad, la significación que madres y padres dan a los miedos infantiles se sigue subestimando, basándose en las características propias de la niñez: piensan que son miedos transitorios, que son leves (puesto que los niños y las niñas no tienen la misma capacidad de expresión que las personas adultas) y creen que son propiamente evolutivos.

Pero a la hora de la verdad, debemos saber distinguir entre miedos realmente evolutivos, que con el transcurso del tiempo y con un grado menor desaparecen, y las fobias específicas.

Las fobias específicas infantiles tienen dos rasgos notables que las diferencian de los habituales miedo infantiles:

  • Por una parte, la respuesta por parte de la niña o el niño es totalmente desproporcionada en relación al estímulo que lo evoca, como puede ser la oscuridad, el personal sanitario, los animales, inyecciones… Reacciona como si se encontrara ante una situación de extremo peligro.
  • La respuesta es desadaptada, es decir, produce malestar y preocupación. Se desencadena un complejo patrón de respuestas emocionales negativas tanto conductuales como cognitivas.

 

Las principales fobias infantiles

Las fobias específicas se han venido clasificando, según el DSM-IV, en cinco tipos:

  • Animal
  • Ambiental: alturas, oscuridad…
  • Sangre- inyecciones– procedimientos médicos invasivos
  • Situacional: se da en ciertas circunstancias, en el ascensos, en un avión
  • Otras: ruidos molestos, payasos…

Según varios estudios empíricos (Ollendick, King Y Frary, 1998; Sandín y Chorot,1989) se presentan cinco tipos de miedos infantiles:

  • A la crítica y el fracaso
  • A lo desconocido, a la oscuridad, lugares cerrados y extraños.
  • A los animales y a las heridas.
  • Al peligro y a la muerte. Este temor se sigue manteniendo en la edad adulta. Nuestra sociedad tiene un gran miedo y existe un cierto tabú hacia la muerte.
  • Y a los médicos y médicas.

Los miedos infantiles son bastante habituales (alrededor del 30-50% de la población infantil presenta uno o más miedos a lo largo de su infancia), siendo el miedo a la oscuridad uno de los más extendidos. Este miedo surge como respuesta a una sensación de inseguridad o ante el temor de seres fantásticos o la pérdida de un ser querido, se preocupan por si sus padres están en casa.

Las fobias infantiles: hay soluciones

Cuando detectamos que un niño o niña está germinando una fobia, es imprescindible consultar con un profesional. Un fobia infantil puede acarrear graves consecuencias en el desarrollo del niño o niña, así como, comorbilidad con trastornos depresivos y de ansiedad.La mayor parte de las fobias de las personas adultas surgen en la infancia, y se agravan con el tiempo.

En las consultas médicas o psicológicas podemos hallar pruebas que determinen si el miedo que sienten es normal o, por el contrario, manifiesta algún tipo de fobia. Con una buena terapia, podremos asegurar que se supera la fobia y mantener un nivel óptimo de ánimo y funcionalidad de la niña o niño.

¡Hasta el próximo artículo!

 

 

Fuente de imagen: xel. / Foter.com / CC BY-NC-SA

 

 

Las fobias infantiles
3.5 (70%) 2 votes
el secreto link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies de terceros (Google Analytics y Google Adsense) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies