Evitar la autoestima baja: Mensajes indirectos que nos perjudican

Empezaré con una pequeña historia, que puede servir de reflexión para introducir el tema. Creo que es una de las mejores formas con las que podemos dejar claro desde el inicio la importancia de tener en cuenta nuestra manera de interpretar cómo deben ser las cosas. Y esto es algo que se aplica a todos los campos. ¿Nos dejas tu comentario una vez que termines de leerlo? A ver qué opinas 😉

Los animales del bosque se dieron cuenta un día de que ninguno de ellos era el animal perfecto: los pájaros volaban muy bien, pero no nadaban ni escarbaban. La liebre era una estupenda corredora, pero no nadaba ni sabía volar… y así todos los demás. ¿No abría manera de establecer una academia para mejorar la raza animal? Dicho y hecho.

En la primera clase de carrera, el conejo fue una maravilla, y todos le dieron sobresaliente; pero en la clase de vuelo subieron al conejo a la rama de un árbol y le dijeron: ¡vuela conejo!. El animal saltó y se estrelló contra el suelo, con tan mala suerte que se rompió las dos patitas y no pudo hacer el examen final. El pájaro fue fantástico volando, pero le pidieron que excavara como el topo. Al hacerlo se lastimó las alas y el pico y se quedó lesionado para volar durante un tiempo.

Convenzámonos: Un pez debe ser un pez, un estupendo pez, un magnífico pez, pero no tiene porque ser un pájaro. Una persona inteligente debe sacarle punta a su inteligencia y no empeñarse en triunfar en deportes, en mecánica y en arte a la vez. Una persona fea difícilmente puede llegar a ser bonita, pero puede ser simpática, buena, maravillosa… porque solo cuando aprendemos a amar en serio lo que somos, seremos capaces de convertir lo que somos en una maravilla.’

“Razones para la Alegría”, J.L.Martín Descalzo

Muchas veces, nos esforzamos por ser algo que no somos y esto provoca que acabamos con una autoestima baja. Tal vez mantener una apariencia distinta a como somos en realidad para que nos acepten, o simplemente dejarse llevar por la opinión de la gran masa y formar parte de ellos, dejando a un lado la individualidad que nos caracteriza para, durante un tiempo, sentirnos parte de algo más grande. Pertenecer a algo más importante que una sola persona, es agradable.

mensaje autoestima

¿Suele ser bueno guiarnos por los demás?

Una frase que puede que escucharas alguna vez: “lo barato sale caro“. Y no hay nada más barato que las opiniones gratuitas de los demás. Aunque no nos demos cuenta, estamos siendo bombardeados constantemente, creo que no es la primera vez que lo menciono en la corta existencia de este blog, a cada momento estamos recibiendo mensajes sobre como comportarnos. Como actuar, lo que es moral e inmoral, lo que puedes hacer y lo que no, como vestirte…

¿Que nos transmiten estos mensajes que crean baja autoestima y quién los envía?

A mi modo de ver, destacaría esto:
Los medios de comunicación, tienen un alcance increíble, aunque lamentablemente parece que solo se centran en los malos acontencimientos. La gran parte de los telediarios dan solo malas noticias, guerras, ataques con muertos, accidentes de tráfico, inuncaciones… parece que solo se libra la sección de deportes en la mayoría de las ocasiones. Aunque, si nos fijámos en los anuncios, parece que la cosa es completamente contraria.

En las noticias parece que todo va mal, pero entre noticias malas y peores, un anuncio te informa de que cierto producto te hará sentir bien por X motivo.

Esto es algo que nos ataca habitualmente, anuncios en los que parece que no estás bien, que necesitas tener su producto para ser feliz y que sino lo tienes, no vas a disfrutar bien de tu vida. Constantemente, de forma sutil, estamos recibiendo estos mensajes. Día tras día, mes tras mes, año tras año.

En realidad, no necesitas nada de lo que te ofrecen. De echo, con la mitad de cosas que tenemos, podríamos disfrutar de nuestra vida sin problemas. Tenemos la suerte de estar en lugares donde las necesidades básicas están cubiertas, pero nos parece que necesitamos mucho más para poder ser felices.

Deja un comentario