El efecto espectador, o como quizá nadie te ayude cuando hay mucha gente alrededor.

Todos conocemos algún ejemplo que hallamos vivido o nos hallan contado sobre el llamado efecto espectador, también conocido como el síndrome Genovese debido a la trágica historia que hizo que la psicología social se interesara en investigar el motivo de que ocurriera la muerte de  Kitty Genovese. Kitty era una camarera con una completamente normal que tuvo la mala fortuna de ser atracada camino a su casa después de salir del trabajo.

En ese momento, Kiity gritó en busca de ayuda, como estaba en una zona de viviendas cercanas, sin embargo, a pesar de que se podía pensar que la ayuda estaría cerca de llegar, lo único que recibió fue un grito desde un edificio ordenándole al atracador que la dejara en paz.

El efecto espectador al completo

 

Como podréis suponer, aquello no sucedió. Al final, Kitty recibió varias (no recuerdo cuantas, creo recordar que dos) puñaladas quedando malherida esperando la ayuda que nunca le llegó. Durante los siguientes 15 minutos siguientes según los testimonios nadie bajó a prestarle ayuda, en ese tiempo Kitty no dejó de gritar pidiendo ayuda y gritando ‘Me muero’, ‘Me muero’.

Lamentablemente la ambulancia no llegó a tiempo de salvar su vida en el hospital y murió de camino al mismo. Esta historia tuvo tal impacto que se convirtió en un caso muy popular dentro de la psicología social. Y es que debido a este acontecimiento los investigadores se dedicaron a investigar más en ello.

En pocas palabras, es algo que todos conocemos, y es que el efecto espectador es lo que su propio nombre indica. Bajo el efecto espectador las personas tendemos a observar sin participar esperando a que sea otra persona la que decida romper la inacción y actue intentando remediar la situación. Cuanto mayor es el número de personas que está alrededor nuestra las intenciones de actuar serán cada vez menores esperando a que ese peso recaiga sobre otro.

 

El efecto espectador, o como quizá nadie te ayude cuando hay mucha gente alrededor.
Puntúanos

Leave a Reply

Al dejar un comentario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas y la IP en nuestra base de datos de Raiola Networks que usamos para bloquear comentarios de SPAM desde cualquier IP.

Responsable » Raúl Iglesias Ledesma
Finalidad » Gestionar y moderar comentarios.
Legitimación » tu consentimiento expreso.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, el proveedor de hosting de este sitio web dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola ( https://raiolanetworks.es/aviso-legal/).

Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Contacta conmigo a través del formulario de contacto o el email contacto@psicologiamotivacional.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies