Refuerza tu confianza personal y fortalecerás tu personalidad

Consideremos que la confianza como el valor que nosotros mismos tenemos en nuestras habilidades y destrezas de cara a ser capaces de realizar en el futuro cierta acción. Cuando nos referimos a la confianza respecto a la gente con la que nos rodeamos para decir si confiar o no en una persona, estamos evaluando las decisiones que ha tomado esa persona en el pasado para formarnos una idea de su personalidad y en base de ello, considerar si es alguien en quien confiar o no.

En este caso nosotros vamos a centrarnos en el valor que nos damos a nosotros mismos, casi rozando el concepto de la autoestima con la confianza ya que ambas son criterios que tenemos en cuenta para formarnos una imagen de nosotros mismos.

De forma coloquial, la confianza en uno mismo suele evaluarse tomando como referencia los valores positivos y negativos de una persona para decidir qué nivel de confianza en sí mismo o misma tiene. Tomando los valores más altos como lo mejor y lo más sano.

Decir que una persona tiene una confianza en lo que hace por las nubes es que tiene un buen concepto de sí misma y en su capacidad para lo que se proponga mientras que si decimos que la confianza que tiene es baja pensamos que esa persona tiene poca seguridad en sí misma.

Pero la valoración que hacemos de nuestras capacidades no está ligada únicamente a nuestra opinión personal que tenemos de nosotros mismos/as. Al contrario, a pesar de que tanto la autoestima como la seguridad en nosotros mismos representan la confianza personal que tiene una persona, ésta depende también de los valores y juicios de las demás personas que la rodean.

Los seres humanos somos sociales por naturaleza y la opinión que tenga el grupo sobre nosotros tiene un gran peso que afecta a las creencias que tenemos sobre lo que podemos y lo que no podemos hacer. Pero para tener una sana confianza hay que olvidarse también de la opinión del grupo, debemos aprender a valorar por nuestra propia cuenta cuales son nuestras limitaciones y decidir nosotros mismos/as de lo que somos capaces.

No quiere decir que ignoremos lo que nos dicen, algunos consejos pueden ser buenos y sensatos, al igual que otros pueden ser tóxicos y perjudiciales, la clave está en desarrollar una conciencia propia y la sana costumbre de evaluar por nuestra cuenta las opiniones ajenas y decidir a qué grupo pertenecen.

La gente se equivoca al opinar. Que no afecte a tu confianza.

 

Nunca olvides que todo cuanto escuchas de los demás son opiniones personales y subjetivas, igual que esto que estás leyendo ahora mismo. Está en tu mano pensar qué cosas de las que te dicen o lees son ciertas y en qué medida lo son. Como norma general nada es blanco ni negro absolutamente.

Para desarrollar una confianza y una confianza sana deberás analizar la información que te llega y decidir si consideras que tiene un fundamento sólido que la sostenga o si es mejor considerarla una opinión personal sin peso suficiente para guiarte por ella. Tu confianza se verá reforzada sino tomas en serio todo lo que te dicen.

A lo largo de la historia existen muchos ejemplos de opiniones que se equivocan. Pongamos por ejemplo a Albert Einstein, una de las grandes mentes de estos últimos siglos, quien fue considerado como retrasado mental por sus padres debido a que tardó más de lo habitual en empezar a hablar y de quien más adelante un profesor de secundaria llegaría a decir que jamás llegaría a nada debido a que no se le daban bien las matemáticas. Otro profesor llegó a acusarle de que su sola presencia perjudicaba al respeto que le tenía el resto de la clase debido a sus constantes preguntas.

Frecuentemente nos comparamos con otras personas que tomamos como modelos de autoridad, personas cuyas opiniones tomamos como sistema de referencia. Lo importante, es pensar bien a quién queremos tomar como modelo. Nuestra confianza nos agradecerá que le dediquemos tiempo a pensar si es un buen modelo o no.

¿Y tú qué opinas de lo que acabas de leer? Dedícanos unos minutos y deja tu opinión, después de todo somos una comunidad y queremos saber qué piensas. Escribir cada artículo lleva tiempo y tus comentarios son una gran recompensa que nos gusta recibir.

Leave a Reply