¿Cómo mejorar la inteligencia emocional?

En el pasado ya hemos tratado por encima el tema de la inteligencia emocional pero todavía sin darle la consideración que se merece. Como ya mencionamos en el artículo ‘Las 2 áreas de la inteligencia emocional’, vamos a considerar en la práctica que la inteligencia emocional es aquella capacidad mediante la cual somos capaces de entender, manejar y controlar nuestras propias emociones al mismo tiempo que desarrollamos la habilidad de ponernos en el lugar de la otra persona.

Es decir, la inteligencia emocional nos ayuda a tener una mayor empatia hacia los demás. Lo cual siempre es de agradecer porque esta mayor facilidad de empatizar con los demás también hace más probable que recibas auxilio en una situación en la que necesites ayuda de algún tipo.

Pero que la inteligencia emocional y la empatia hagan que tengamos una mayor predisposición a ayudar o ser ayudados, no quiere decir necesariamente que vayamos a recibir ayuda siempre que la necesites. Un ejemplo sobre cómo puede pasar esto lo puedes leer en esta entrada sobre el efecto espectador como su nombre ya indica: ‘El efecto espectador, o como quizá nadie te ayude cuando hay mucha gente alrededor’. Si te gusta la psicología social te parecerá muy interesante, no dudes en leerlo en un momento.

¿Cómo podemos mejorar nuestra inteligencia emocional?

La mejor manera de desarrollar alguna habilidad es mediante el uso y la práctica, en lo que respecta a la inteligencia emocional es lo mismo. Los mejores consejos que os podemos dar para aquellos que quieran mejorar su inteligencia emocional son los siguientes:

Mejora tu inteligencia emocional manteniendo relaciones.

Puesto que la inteligencia emocional es inevitablemente social, busca establecer nuevas relaciones o aumentar las que ya tienes. Dedica más tiempo a relacionarte con los demás si buscas mejorar tu inteligencia emocional, es a través del contacto con las personas como podrás afinar tus habilidades al respecto.

Presta más atención a tus propias emociones y analiza porqué son las que son.

Una buena forma de mejorar tu inteligencia emocional es atendiendo a tus propias emociones. Centrarte en conocerlas y porqué las sientes es una buena forma de tener contacto con la parte emocional de tu vida de una manera consciente.

Tu inteligencia emocional mejora si entiendes a los demás.

Ligado al punto anterior en realidad, después de prestar atención a tus emociones te resultará más fácil ponerte en el lugar de los demás y sus emociones. La empatia es más fácil si ya conoces los estados de ánimo que puedes tener tú y buscar una manera en la que, pensando en cómo te has sentido tú en alguna ocasión, poder entender mejor lo que está pasando otra persona.

No quiere decir que sea lo mismo, pero es un punto de partida para mejorar tu inteligencia emocional y tu empatia si crees que no es tu punto más fuerte y quieres mejorarlo.

Leave a Reply