Aumentar y mantener tu concentración

concentración, atención

Concentración en lo importante

En el mundo moderno, donde todo está compitiendo por nuestra atención, aumentar la concentración se vuelve cada vez más una necesidad. Redes sociales, mensajes instantáneos en nuestro teléfono móvil con Whatsapp, Line… llamadas de teléfono y un largo etcétera.

Aumentar nuestra concentración es algo casi primordial para evitar perdernos dentro de todo lo que nos rodea y nos despista de lo que tenemos que hacer en nuestro día a día.

Por ello, vamos a mencionar primero algunos detalles interesantes sobre la concentración y los elementos que tenemos en cuenta a la hora de decidir a qué prestamos atención y porqué.

 

Atención y concentración: ¿En qué centramos nuestra atención?

 

Para hablar de esto, y para quien esté interesado/a en saber más información al respecto, a Robert Nideffer, quien dividió la atención en dos aspectos fundamentales: La extensión y la dirección.

Cuando nos referimos a la extensión de la atención o concentración, se dan dos alternativas que pueden darse, por un lado está la extensión estrecha o limitada, cuando se concentra la atención en un único objetivo, o ancha y extensa si la concentración y atención están dirigidas a múltiples objetivos al mismo tiempo.

Poniendo un ejemplo sencillo al respecto, no necesitamos el mismo tipo de concentración ni prestamos la misma atención cuando estamos jugando a los dardos que cuando estamos participando en un deporte de equipo que requiere que nos coordinemos con el resto de compañeros como podría ser el caso de baloncesto.  En este último caso, tenemos más variables a las que prestar atención, quién tiene el balón, donde están los rivales, buscar sitios por los que intentar moverse a una posición más ventajosa…

El otro núcleo es la dirección, la cual puede ser interna o externa dependiendo de hacia donde esté el individuo dirigiendo su atención. Si su concentración y su enfoque está en algo ajeno a él mismo, entonces su dirección es externa, no está utilizando sus recursos en sí mismo. Lógicamente, en caso contrario, estaría siendo interna al estar enfocándose en algún pensamiento o estado anímico. Por ejemplo, si está analizando la posición en el campo de los demás jugadores, sería una dirección externa. Si evalúa si puede encestar desde la distancia actual, interna.

Aunque todos utilizamos estas cuatro posibilidades, tenemos tendencia a preferir un tipo de forma de pensar por encima del resto.

Teniendo esto en cuenta, considera cómo puedes aumentar tu concentración. ¿Tu atención se dirige hacia tu entorno más que hacia ti mismo? Quizá una biblioteca en la que estés rodeado de un entorno enfocado en estudiar te ayude a que tu concentración tenga más éxito que si estás en casa tu solo. En realidad, en general nuestro rendimiento es mejor cuando hay más gente en el entorno realizando trabajos semejantes.

Si tu atención suele dirigirse a más de una única cosa a la vez, evita cualquier tipo de objeto que pueda distraerte en el caso de que necesites concentración para estudiar.

Te recomendamos un pequeño ejercicio de autoconocimiento, ¿cómo crees que trabajarías mejor? ¿Qué clase de atención tienes? Busca el entorno que haga aumentar tu concentración y foméntalo lo máximo que puedas. Si bien, por lo general siempre es recomendable buscar un entorno con gente realizando la misma tarea y evitar el máximo número de distracciones posibles. Piensa si puedes tener una mejor concentración en un lugar diferente y si es así, ve donde más productivo vayas a ser. Sino lo tienes claro, intenta lo que funciona por norma general.

 

Otra manera de aumentar la concentración es usar una ayuda auditiva, existen tres alternativas que dependen del gusto de cada persona. Crear un entorno de silencio, música o ruido blanco.

Está quien prefiere rodearse de silencio para aumentar su concentración a base de eliminar aquellos sonidos que puedan distraer su atención. También puede crearse un entorno musical con las canciones que a uno le gusten y le permitan concentrarse (no demasiado ruidosas mejor para evitar dividir nuestra atención), frecuentemente música clásica o relajante son las que mejor resultado producen. Y finalmente aquellas personas que utilizan un ruido blanco para aumentar su concentración. Para quien no lo conozca, un ruido blanco es cualquier sonido constante que hace de “colchón” para tapar cualquier otro sonido ambiental. Ruidos blancos son por ejemplo el sonido del agua correr, lluvia, o un tono de música constante.

 

Minimiza tus gestos para aumentar tu concentración

Si estás realizando poca actividad física, tu mente no tendrá que estar activa realizando gestos innecesarios y es más capacidad que puedes tener enfocada en aquella actividad en la que quieres centrar tu atención completamente. No se trata de que no te muevas, sino de que no hagas gestos que puedan distraerte, mover nerviosamente la pierna, jugar con los dedos en el pelo o golpear la mesa con el dedo son algunos ejemplos de gestos que pueden hacerse con el nerviosismo.

Menos es más, descansa para concentrarte

Si quieres que tu atención sea optima, entonces desconecta de vez en cuando. Intentar mantener la atención demasiado tiempo seguido acabará agotándote y haciendo que pierdas el tiempo. Si quieres aumentar tu concentración con éxito, trabaja 40 minutos y descansa 20. Tu cuerpo te lo agradecerá y estarás en forma para seguir dando lo máximo posible. Recuerda que a veces hacer menos es conseguir más.

 

Un último consejo, si has perdido la concentración por cualquier motivo, para recuperarla más fácilmente centra tu atención a un objeto cualquiera, un lápiz, un cuaderno cerrado… no importa. Míralo fijamente intentando apreciar todos sus detalles durante medio minuto, esto hará que olvides el resto de cosas y dejará tu mente en blanco, lista para que tu concentración vuelva a recuperarse de la interrupción.

Aumentar y mantener tu concentración
3.5 (70%) 2 votos

Leave a Reply

Al dejar un comentario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas y la IP en nuestra base de datos de Raiola Networks que usamos para bloquear comentarios de SPAM desde cualquier IP.

Responsable » Raúl Iglesias Ledesma
Finalidad » Gestionar y moderar comentarios.
Legitimación » tu consentimiento expreso.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, el proveedor de hosting de este sitio web dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola ( https://raiolanetworks.es/aviso-legal/).

Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Contacta conmigo a través del formulario de contacto o el email contacto@psicologiamotivacional.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies