La aracnofobia o el miedo a las ara├▒as

El miedo a las arañas puede ser tan fuerte que algunas personas ni siquiera pueden soportar mirar una foto sobre ello. Al igual que sucede con muchas fobias cuando llegan a un punto en el que limita la vida diaria de alguien de alguna manera.El miedo a las arañas es una de las fobias más comunes, en gran medida irracionales e injustificadas, ya que es mucho más probable que las matemos que ellas a nosotrxs.

El hecho de que muchas personas consideren que el miedo a las ara├▒as es algo imposible de manejar, me obliga a salir de mi guarida y gatear para ir a buscar respuestas a esta fobia. Para saber m├ís pregunt├ę a la investigaci├│n psicol├│gica…..

┬┐Puede ser por casualidad que tanta gente le tenga miedo a las ara├▒as?

Una teor├şa prominente afirma que en los albores de la evoluci├│n humana, las ara├▒as representaron una amenaza, por lo que hemos desarrollado una especie de reacci├│n que se desencadena a su vista.

Este comportamiento se puede observar en niños de tres años. Cuando ambas arañas, cucarachas o hongos aparecen en las fotos, los niños son mucho más rápidos encontrando arañas (LoBue 2010). Esta encuesta reveló que los niños en realidad comparten este prejuicio de atención al detectar la presencia de arañas. Estos resultados proporcionan la primera evidencia de que los niños pequeños han incrementado la detección visual de las arañas.

Sin embargo, no todos est├ín de acuerdo con esta teor├şa evolutiva, y algunas personas afirman que en realidad aprendemos nuestro miedo a las ara├▒as a una edad temprana.

Aunque se sabe que el miedo es conocido, no parece ser un componente innato. Todos podemos aprender a tener miedo de las ara├▒as muy, muy r├ípidamente. Ser├şa necesario comprender e investigar si las grandes emociones como la ira, el amor y el miedo son innatas o aprenden.

¡He visto una araña enorme!

Para aquellos que sufren de aracnofobia, el miedo a las arañas hace que parezcan ser la araña más grande de lo que realmente es.

En un estudio, se pidi├│ a personas con aracnofobia o miedo a las ara├▒as a mirar tar├íntulas de varios tama├▒os y luego estimar su tama├▒o (Vasey et al., 2012). Aquellos que ten├şan m├ís miedo de las ara├▒as, m├ís sobreestimaban su tama├▒o.

Obviamente, esta distorsi├│n perceptiva no es de mucha ayuda para controlar la fobia.

El miedo afecta a la percepci├│n de distancia

De la misma manera, las personas que temen a las ara├▒as las perciben como m├ís cercanas si se dirigen hacia ellas. Los investigadores ponen a los participantes en un video de ara├▒as que se dirigen hacia ellos. Los acad├ęmicos estimaron entonces el “tiempo de colisi├│n” que los participantes hab├şan percibido (Vagnoni et al., 2012). Incluso en este estudio, aquellos que ten├şan m├ís miedo que las ara├▒as son aquellos que tambi├ęn subestimaron la distancia que los separaba de la ara├▒a.

La coautora de este estudio, Stella Lourenco, explic├│: “Las personas que temen m├ís a las ara├▒as, por ejemplo, piensan que la distancia entre ellas y la ara├▒a es muy peque├▒a. As├ş que piensan que la ara├▒a se acerca.” Esto tiene un sentido adaptativo: si un objeto es peligroso, es mejor reaccionar medio segundo antes que medio segundo despu├ęs.

aracnofobia

Terapia del miedo a las ara├▒as

La aracnofobia se puede curar en breves sesiones. Seis meses despu├ęs de una terapia, doce personas que incluso ten├şan miedo de ver incluso una foto de una ara├▒a pod├şan sostener una tar├íntula en sus manos (Hauner et al., 2012). La terapia lentamente involucr├│ al paciente en la exposici├│n a una tar├íntula, corrigiendo algunos pensamientos equivocados y prejuicios sobre esta especie.

La Dra. Katherina Hauner dice:”Mucha gente pensaba que la tar├íntula pod├şa saltar de la jaula o sobre ella. Algunos pensaban que la tar├íntula podr├şa causarles maldad intencionalmente. Pero yo les ense├▒├ę y les hice entender que la tar├íntula es fr├ígil y que est├í m├ís interesada en buscar un escondite para su propia seguridad. ”

Consejos para tratar la aracnofobia “en casa

Para los que buscan un hogar para cuidar de la aracnofobia, aqu├ş hay dos ideas r├ípidas:

  1. Observe c├│mo otra persona interact├║a con una ara├▒a. Esto ha demostrado ser una contribuci├│n a la reducci├│n de la respuesta temerosa (Golkar et al., 2013).
    Muy despacio, puedes estar tranquilo y acercarte a una ara├▒a. Esto es lo que los psic├│logos llaman “terapia de exposici├│n”. La terapia de exposici├│n es capaz de curar muchas otras formas de fobia.

  2. Describa sus sentimientos en voz alta. S├│lo describiendo tus sentimientos puedes ayudar a disiparlos y mitigarlos, seg├║n un estudio realizado por Kircanski et al. (2012).
    Nota sobre la prevalencia de las especies arácnobas

Deja un comentario