¿Cuales son las 4 etapas del proceso de aprendizaje?

proceso de aprendizaje¿Alguna vez te has preguntado en qué consiste el aprendizaje? ¿Cómo conseguimos pasar de no saber absolutamente sobre algo y pasamos a saber hacerlo perfectamente? Vamos a ser prácticos y a hablar del proceso de aprendizaje y las 4 etapas del aprendizaje dejando a un lado la parte técnica de los procesos mentales. Centrémonos en el comportamiento común por el que todos nosotros pasamos cuando estamos en pleno proceso de aprendizaje.

Durante todo el proceso de aprendizaje de una nueva habilidad o hábito, pasamos por 4 etapas bien diferenciadas entre sí mientras vamos mejorando nuestros resultados y cambiando nuestro comportamiento de manera que consigamos desarrollar con éxito nuestra meta. A continuación, os explicamos el proceso que nos permite pasar de ser unos incompetentes a alguien capaz de aprender una destreza nueva.

Primera etapa del proceso de aprendizaje: Incompetencia Inconsciente

A la hora de empezar el proceso de aprendizaje de algo nuevo para nosotros, lo más habitual es que estemos en esta primera etapa de aprendizaje en la cual todavía NO somos conscientes de que no sabemos cómo hacer algo correctamente. Lo ignoramos completamente, habitualmente porque hasta el momento en el que se inicia el aprendizaje no hemos necesitado dedicar esfuerzos de ningún tipo para aprender cómo hacerlo. Sencillamente, no nos ha hecho falta pensar en ello.

A modo de ejemplo para facilitar la comprensión, supongamos que un amigo nos ha desafiado a participar contra él en una partida de dardos. Imagina que hasta aquel momento no has jugado nunca a los dardos, nunca te han gustado y no te molestaste en jugar ninguna vez. Hasta que tu amigo te desafió, no eras plenamente consciente de que no sabias cómo jugar. Conoces la mecánica, lo has visto, sabes que existe ese juego pero ya está. Nunca has pensado en ello porque no lo has necesitado. Aquí es donde empieza el proceso de aprendizaje.

 Segunda etapa del proceso de aprendizaje: Incompetencia consciente

Una vez que somos conscientes de que hay algo que tenemos que aprender, comenzamos a fijarnos en los detalles que antes decidíamos ignorar completamente por no ser interesantes o importantes para nosotros. En esta segunda etapa del proceso de aprendizaje tomamos consciencia de la necesidad que ha surgido y a la que tenemos que hacer frente. Empezamos a dedicar recursos mentales a prestar atención a los detalles relacionados con esa nueva actividad que se nos presenta.

En nuestro ejemplo, el proceso de aprendizaje de la incompetencia consciente se inicia cuando somos desafiados a jugar a los dardos y aceptamos el desafio. Hasta aquel momento no eramos conscientes, pero desde ese instante nuestro comportamiendo sobre esa actividad cambia. Ahora sabemos que somos incompetentes, no sabemos las normas, el peso de los dardos hace que fallemos y lancemos los dardos con mucha fuerza fallando por mucha distancia, etc.

Tercera etapa del proceso de aprendizaje: Competencia Consciente

Después de practicar muchas veces conseguimos desarrollar nuestras habilidades hasta el punto de conseguir hacerlo correctamente. Esta parte del proceso de aprendizaje es la competencia consciente, todavía no hemos interiorizado los detalles que tenemos que tener en cuenta pero si le prestamos atención a la actividad podemos realizarla con éxito.

 Ahora ya somos capaces de dar en la diana una vez que nos concentramos y tenemos en cuenta el peso del dardo y la manera en la que estamos colocando los dedos.

 

Cuarta etapa del proceso de aprendizaje: Competencia Inconsciente

 Ésta es la última etapa del proceso de aprendizaje. Una vez que dominamos cómo hacer algo empezamos a automatizar el proceso, a medida que practicamos vamos interiorizando y memorizando los pasos que tenemos que seguir hasta conseguir el objetivo deseado. Cada vez necesitamos estar menos atentos a los detalles pues los hemos ido memorizando a base de practicar.

En nuestro ejemplo, ahora agarrar los dardos colocando los dedos bien es muy fácil, eres capaz de saber cómo debes agarrarlo y con qué fuerza y en qué dirección apuntar para acercarte a la diana lo máximo posible. Quizá no ganes la partida de dardos, pero desde luego ahora sabrás jugar a los dardos en el futuro.

¿Te ha gustado? Escribe un comentario, comparte el artículo en facebook o indica que ha gustado en Google Plus, Facebook o Twitter haciendo click en el botón correspondiente que encontrarás después de los artículos relacionados en este mismo artículo.

Con tan solo un click nos ayudarás muchisimo. También puedes seguirnos en facebook en el menú lateral y recibirás nuestros artículos en tu tablón.



 

 

Fuente de imagen: http://www.flickr.com/photos/irisrc/3020171218/sizes/m/in/photostream/

11,155 total views, 1 views today